La luz Bella de la Ciutat Vella

21/11/2015

Source: Yorokobu

 

Es posible que el ritmo de la ciudad, su feísmo utilitarista o el olvido involuntario de los ciudadanos sea el mayor obstáculo para tratar de rascar la belleza urbana que alberga. Por eso, a veces conviene detenerse y mirar alrededor. Para tomar conciencia de dónde está uno. Para apreciar los detalles que hacer que un los lugares sean diferentes.

La luz puede hacerlo. Las transformaciones de las ciudades no han de ser ni permanentes ni grandiosas. Los rincones que construyen barrio se transforman poco a poco, a base de detalles que pueden ser perfectamente efímeros, que pueden sutiles y oportunos.

A Lupercales, un colectivo formado por diseñadores de iluminación que se dedica a la investigación y la experimentación, le pareció que un simple añadido luminoso a un rincón de la Ciutat Vella barcelonesa sería suficiente para transmitir a los habitantes de  aquel barrio valores como «la ciudadanía, el afecto y el cuidado por el entorno que habitan las personas», explican.